Fija la atención en la política de Trump: El ataque químico en Siria

0
343

Las imágenes de niños sirios muertos y moribundos durante el ataque químico de este martes, están forzando a la administración Trump a confrontar la guerra, justo días después que funcionarios señalaron que Estados Unidos no le exigirá al presidente sirio Bashar Al Asad que abandone el poder, publicó The Wall Street Journal.

Comentarios que hicieron recientemente funcionarios estadounidenses de alta jerarquía formalizaron el cambio de una exigencia que desde hace tiempo hizo el ex presidente Barack Obama e importantes aliados estadounidenses.




El representante Ed Royce, republicano por California, jefe del Comité de Asuntos del Exterior de la Cámara, catalogó las imágenes del ataque perpetrado este martes como “enfermizas” a través de un boletín de prensa titulado “Assad Debe Irse”, agregando que “queda claro que no hay esperanza de lograr una verdadera paz en Siria hasta que a Assad se le finquen responsabilidades”.

El cambio que adoptó la administración Trump pudo haber sido percibido por Assad como una señal de que Estados Unidos no lo estaba desafiando, comentó Frederic Hof, ex asesor especializado en Siria de la administración Obama.

“El gobierno de Trump esperaba aplazar o hasta ignorar el tema de Assad”, comentó Hof, quien actualmente colabora para el Consejo Atlántico.

“Assad — quien ya estaba condicionado por los más de cuatro años de debilidad de la administración Obama — podría haber tomado las recientes declaraciones de la nueva administración como que le estaban dando luz verde para hacer lo que él quisiera a los civiles en las áreas ocupadas por rebeldes, ya que no se estaban enfocando en él”.

La decisión de cambiar el curso de acción en Siria reduce la ventaja del presidente Donald Trump para enviar una respuesta significativa respecto al ataque del martes.

Estados Unidos podría intentar aplicar cargos por crímenes de guerra en contra de Assad ante las Naciones Unidas.

Sin embargo, es probable que esa medida pueda ser frustrada por el aliado internacional más importante que tiene Assad, que es Rusia.




La administración Trump también podría acudir a su frágil relación con Moscú para presionar a Assad para que restrinja el uso de armas químicas.

Sin embargo, ese enfoque subrepticio es improbable que tenga mucho efecto en el campo de batalla, en donde el régimen de Assad ha sido acusado de utilizar cloro en varios ataques desde el 2013.

“La razón por la que el régimen de Assad utilizó armas químicas es la misma por la que las ha usado durante años”, comentó Andrew Tabler, experto en Siria del Instituto para la Política del Cercano Este en Washington.

“El régimen de Assad no tiene los suficientes soldados para retomar el territorio … mientras que Rusia está respaldada por el Consejo de Seguridad”.

Funcionarios estadounidenses esperan escuchar la opinión de los especialistas en Medio Oriente, quienes están tratando de determinar qué tipo de químicos pudieron haber sido utilizados en el ataque.

Una evaluación preliminar indica que el ataque fue llevado a cabo por el ejército de Assad.

“El gobierno de Estados Unidos está trabajando para determinar la verdad sobre el incidente, aunque tiene las características de un ataque del régimen”, comentó un funcionario de inteligencia de Estados Unidos.

El ataque con gas sarín realizado en el 2013 en las afueras de Damasco mató a más de 1 mil 400 personas, de acuerdo a estimaciones de Estados Unidos.

Obama denunció ese ataque químico como una violación a la “línea roja” que había establecido, provocando que Estados Unidos tuviera planes de responder militarmente.

Sin embargo, Obama se retractó después que el entonces secretario de Estado John Kerry negoció un acuerdo sorpresivo con Rusia para la destrucción del almacén de armas químicas de Assad.




Aunque existe una crítica bipartidista contra la política de la administración Obama hacia Siria, legisladores demócratas y republicanos del Congreso denunciaron el ataque de este martes y urgieron a Trump para que vuelva a pensar en la decisión de aumentar lentamente la presión contra Assad.

“Auxiliado y protegido por la Rusia de Putin, el régimen de Assad y sus intermediarios, utilizarán cualquier tipo de matanza que consideren necesaria para preservar su dictadura”, comentó el senador John McCain, republicano por Arizona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here